Dolor lumbar

Dolor lumbar

 El dolor de espalda baja afecta a la mayor parte de los tenistas en algún momento de su vida deportiva. Las causas que provocan el dolor varían desde la postura de trabajo, hasta el tipo de calzado que se utiliza para los entrenamientos de tenis o de preparación física.

Durante un partido de tenis hay gran cantidad de impactos contra el suelo, dependiendo de la superficie de la pista, cambios de dirección, aceleraciones y desaceleraciones. Estos choques son transmitidos a través de las articulaciones (tobillo – rodilla – cadera) hacia la zona lumbar y van provocando tensiones musculares. Si a esto le sumamos la ejecución de los golpes técnicos nos podemos encontrar con desequilibrios musculares que causan, principalmente, el dolor en la zona lumbar (espalda baja).
Descubrir el problema puede llevar un tiempo, la tensión muscular suele ser la principal causa, sin embargo, puede haber una dismetría (una pierna más corta que otra), malos apoyos debido a dolor en las articulaciones, gestos técnicos incorrectos, etc.
Para estos casos lo primero es consultar al médico especialista en columna, este será quien le indique el tratamiento a seguir.

El dolor también se puede originar en la falta de tonicidad muscular de la espalda por falta de ejercicios específicos. El fortalecimiento de la zona media (abdominales y lumbares) es la clave para la mayoría de los casos.


Como evitar el dolor
• Realizar un buen calentamiento antes de los entrenamientos o competiciones., especialmente en épocas de temperaturas medio ambientales bajas.
• Vuelta a la calma, enfriamiento o cool down después del entrenamiento o partido con ejercicio aeróbico suave y estiramientos para minimizar tensiones musculares sobre todo en la cadena muscular posterior.
• Fortalecimiento de zona media con ejercicios de abdominales, lumbares, “core stability”, etc., como trabajo preventivo.
• Es preferible entrenar y competir en pistas de tierra que en Green set, los impactos son de menor intensidad y el ritmo de bola es más lento.
• Mantener una postura correcta al estar sentado. Actualmente dedicamos muchas horas del día a estar delante del ordenador ya sea por trabajo, estudio, etc., es importante aprender a detectar los vicios posturales que afectan a la zona lumbar. Una buena postura es colocar a 90º tanto rodillas, caderas (espalda baja) como codos.
• Una mala pisada puede ser el origen de desajustes musculares y articulares lo que puede provocar dicho dolor lumbar. Consultar a un podólogo si es el caso, quien determinará si es necesario el uso de plantillas.
En cualquier caso si el dolor persiste es aconsejable consultar con un médico especialista, ya que de una pequeña molestia se podría originar una grave lesión. El doctor determinará el tratamiento y derivará al profesional que corresponda, ya sea fisioterapeuta, podólogo, preparador físico, etc.

 



Patrocinadores

JOMA